LA HINCHADA FIEL

sábado, 23 de junio de 2012

Anécdota futbolística: Jorge “Mágico” González




Jorge González, el "Mágico"
 
En El Salvador se le dio el sobrenombre de “Mago”, debido a sus espectaculares dotes futbolísticas y goles de antología que realizaba, pero cuando migró a jugar en España al Cádiz FC se le llamó “Mágico”. Me refiero a la figura descollante y vivaz de Jorge González Barillas, designado por la  IFFHS(Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol) Mejor Jugador Salvadoreño de todos los tiempos.

Sin embargo, no escribiré exclusivamente sobre la excelente técnica del “Mágico”,  sino sobre su excéntrica y anecdótica vida fuera de las canchas.

Una vez afincado en Cádiz no tardó en demostrar sus buenas condiciones, por lo que el club le mimó sobremanera, tanto así, que a un empleado le fue asignada la tarea de despertarlo cada vez que el salvadoreño se pasara de copas la noche anterior y no quisiera entrenar al día siguiente.

La vida nocturna del “Mágico” era muy conocida en Cádiz, pues el mismo jugador aceptó su extremada predisposición para la parranda con esta frase: “Reconozco que no soy un santo, que soy un amante de la noche y las ganas de fiesta no me las quita ni mi madre.”

El entrenador David Vidal narró una anécdota muy particular que reflejaba la excentricidad y simpleza del “Mágico”. “En el año 1984 el Barcelona FC, realizó una gira de pretemporada en E.E.U.U y Jorge fue invitado por la dirigencia catalana a participar, para observarlo  y tratar de hacer efectivo su fichaje. El presidente Irigoyen (+) del Cádiz, le dio al salvadoreño 25 dólares para los 15 días de estancia con el Barcelona FC, pero ante la irrisoria cantidad se rehusó a viajar. Entonces yo le entregué más dinero y el me respondió si podía llevar también a su novia al aeropuerto de Sevilla, desde donde partían hacia tierras estadounidenses. Luego me dijo que les invite el desayuno a lo cual accedí y mi sorpresa fue mayúscula cuando pidieron ¡ocho emparedados cada uno!”. Esta era la personalidad extrovertida del “Mágico”.
    
Cierta vez, en un trofeo Ramón de Carranza, González; luego de una noche larga y farrera, se durmió de largo y no llegó a la hora del partido contra el Barcelona FC y su ausencia se notó en el primer tiempo. Ya en la segunda parte el entrenador le ordenó ingresar cuando perdían 0-3. “Mágico” se despachó con dos goles, dos asistencias y triunfaron 4-3.  

González fue una de esas extrañas estrellas en el firmamento deportivo, de las que pueden brillar mucho, pero no lo hacen, porque brillando poco son las mejores. Hasta la próxima.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar. Di lo que piensas con altura y cultura, así demuestras tu educación ayudándome a mejorar.