LA HINCHADA FIEL

sábado, 23 de junio de 2012

Anécdota futbolística: Jorge “Mágico” González




Jorge González, el "Mágico"
 
En El Salvador se le dio el sobrenombre de “Mago”, debido a sus espectaculares dotes futbolísticas y goles de antología que realizaba, pero cuando migró a jugar en España al Cádiz FC se le llamó “Mágico”. Me refiero a la figura descollante y vivaz de Jorge González Barillas, designado por la  IFFHS(Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol) Mejor Jugador Salvadoreño de todos los tiempos.

Sin embargo, no escribiré exclusivamente sobre la excelente técnica del “Mágico”,  sino sobre su excéntrica y anecdótica vida fuera de las canchas.

Una vez afincado en Cádiz no tardó en demostrar sus buenas condiciones, por lo que el club le mimó sobremanera, tanto así, que a un empleado le fue asignada la tarea de despertarlo cada vez que el salvadoreño se pasara de copas la noche anterior y no quisiera entrenar al día siguiente.

La vida nocturna del “Mágico” era muy conocida en Cádiz, pues el mismo jugador aceptó su extremada predisposición para la parranda con esta frase: “Reconozco que no soy un santo, que soy un amante de la noche y las ganas de fiesta no me las quita ni mi madre.”

El entrenador David Vidal narró una anécdota muy particular que reflejaba la excentricidad y simpleza del “Mágico”. “En el año 1984 el Barcelona FC, realizó una gira de pretemporada en E.E.U.U y Jorge fue invitado por la dirigencia catalana a participar, para observarlo  y tratar de hacer efectivo su fichaje. El presidente Irigoyen (+) del Cádiz, le dio al salvadoreño 25 dólares para los 15 días de estancia con el Barcelona FC, pero ante la irrisoria cantidad se rehusó a viajar. Entonces yo le entregué más dinero y el me respondió si podía llevar también a su novia al aeropuerto de Sevilla, desde donde partían hacia tierras estadounidenses. Luego me dijo que les invite el desayuno a lo cual accedí y mi sorpresa fue mayúscula cuando pidieron ¡ocho emparedados cada uno!”. Esta era la personalidad extrovertida del “Mágico”.
    
Cierta vez, en un trofeo Ramón de Carranza, González; luego de una noche larga y farrera, se durmió de largo y no llegó a la hora del partido contra el Barcelona FC y su ausencia se notó en el primer tiempo. Ya en la segunda parte el entrenador le ordenó ingresar cuando perdían 0-3. “Mágico” se despachó con dos goles, dos asistencias y triunfaron 4-3.  

González fue una de esas extrañas estrellas en el firmamento deportivo, de las que pueden brillar mucho, pero no lo hacen, porque brillando poco son las mejores. Hasta la próxima.    

viernes, 25 de mayo de 2012

Equipos Legendarios: El Pep Team


El Pep Team, temporada 2011 - 2012

La afición barcelonesa siempre tendrá presente el 17 de junio del 2008, cuando un novel técnico, sin ninguna experiencia como entrenador en Primera División, asumía las riendas del Barcelona FC, luego de dirigir las categorías menores del mismo club. Este era Pep Guardiola, ex jugador de la casa, que lo único a favor que tenía eran sus enormes ganas de superación y gloria.

El entrenador holandés Frank Rijkaard en 5 años con el club (2003 - 2008) había ganado 5 títulos, pero el presidente catalán Joan Laporta, consideró que el ciclo se terminó y le encomendó la dura tarea de recuperar las ganas y hambre de títulos al técnico del filial, Pep Guardiola.

Pep ascendió al primer equipo catalán como un muchacho que nada tiene que perder, si mucho por ganar. Esta fue la premisa básica de su enorme éxito.

La primera orden de Guardiola fue deshacerse de jugadores que a su juicio ya no eran fundamentales para el esquema como Deco, Ronaldinho, Samuel Eto’o, aunque el camerunés salió un año más tarde.   

 Pasaron 11 meses desde su llegada al banquillo culé para que Barcelona levante el primer trofeo bajo su mando, de los 14 conseguidos en 4 años. Fue el 13 de mayo del 2009 por la Copa del Rey cuando vencieron categóricamente 4 x1 al Athletic de Bilbao. Jugadores como Messi, Touré Yeyá y Xavi resultaron fundamentales en este torneo y en la obtención, tres días más tarde, de la Liga Española por lo que la prensa les apodó “El Pep Team”. Pero un título más engordó el palmarés del extraordinario debut  de Guardiola: La Liga de Campeones de la UEFA, triunfando en la final frente al Manchester United 2x0 y Lionel Messi siendo el máximo anotador del evento con 9 goles. 

Pep Guardiola, técnico catalán
Guardiola convirtió al Barcelona en el primer equipo español de la historia en conseguir Copa del Rey, Liga Española y Liga de Campeones en una misma temporada. Cabe acotar que la Liga 2008 – 2009 es recordada por el estrepitoso 2 – 6 que le endosaron al Real Madrid en el mismísimo Estadio Santiago Bernabéu con tantos de Messi (2), Henry (2), Puyol y Piqué.

Una impronta imperecedera dejó Guardiola y sus pupilos en el fútbol moderno  implantando un estilo de juego 4-3-3, con un espíritu amateur en donde se pasa de la defensa al ataque rápidamente con dos laterales como Abidal y Alves que se desdoblan con facilidad. El argentino Mascherano, reconvertido en defensa central impone su liderazgo y juego elegante, formando pareja con el capitán Carles Puyol  en el fondo de la zaga.  Sergio Busquets realiza de mil maravillas la anticipación al rival para ceder el juego a Xavi e Iniesta, el director de la maravillosa orquesta culé. Pero ningún equipo es realmente bueno, sino cuenta con un delantero que pese en la ofensiva como Lionel Messi, jugando retrasado por el medio, pero con libertad de despliegue en todo el frente de ataque, apoyado en la bandas, por un excelente David Villa y Cesc Fábregas, que es el complemento perfecto  en la asistencia y el gol.

Desde la izq: Xavi, Messi e Iniesta, artífices del sextete
El Sextete

  Desde el 13 de mayo del 2008 hasta el 19 de diciembre del 2009 Guardiola y Barcelona lograron un hecho sin precedentes en la historia del fútbol al alcanzar el famoso sextete (seis títulos en una temporada) ganando 6 de 6 competiciones en las que participaron, basando su poderío ofensivo en Lionel Messi, Xavi Hernández, Andrés Iniesta y Pedro que fue el primer jugador que marcó en todos los torneos de aquella temporada utópica  y fenomenal.

La Copa del Rey,  Liga Española, Supercopa de España, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes fueron los lauros que formaron el sextete del histórico “Pep Team”, y le valió a su ideólogo, el título honorífico de Mejor Entrenador del Año 2009, otorgado por la IFFHS (en inglés Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol).

El 28 de mayo del 2011 el Barcelona ganó la segunda Liga de Campeones, del “Pep Team”-nuevamente contra el Manchester United- la cuarta de su historia y Guardiola pasó a ser, con 40 años de edad, el entrenador más joven de la historia en conquistar 2 veces la prestigiosa copa.  

En la jornada 36 de la Liga Española, temporada 2010 – 2011,  Barcelona empataba 1x1 en el campo del Levante UD y completaba 92 puntos que eran suficiente para proclamarse campeón por tercera vez consecutiva y marcando otro record para Pep Guardiola, pues se convertía en el primer director técnico en ganar tres ligas en sus tres primeras temporadas.
Guardiola y sus pupilos reverdecieron laureles al ganar otra vez la Supercopa de España y el 8 de diciembre del 2011 se impusieron 4x0 al Santos de Brasil por la final del Mundial de Clubes. Consecuencia de esto  la IFFHS premió a Guardiola como Mejor Entrenador del Año 2011, reemplazando al técnico portugués José Mourinho.

Fin de ciclo

 En el año 2012 la plantilla acusó muchas lesiones y cansancio, debido al alto nivel exhibido, quedando eliminados en semifinales de la Liga de Campeones a manos del Chelsea –eventual campeón- y sin ninguna opción por la liga doméstica. Sin embargo, lograron ganar la Copa del Rey el 25 de mayo del 2012 al derrotar 3x0 a Athletic de Bilbao sumando el título 14 de 19 posibles en la época del “Pep Team”, con el que se le puso el cierre de oro a 4 años de éxitos, pues el 27 de abril el técnico había anunciado su renuncia irrevocable.

Al Barcelona de Pep solo se le escapado 5 títulos: Dos Copas del Rey, dos Ligas de Campeones y una Liga Española.

Barcelona en todo el ciclo dirigido por Pep Guardiola priorizó la cantera, de hecho, en 4 años debutaron algunos jóvenes nacidos en La Masía (fuerzas básicas) con menor y mayor suceso, tales como: Busquets, Fontas, Romeu, Tello, Thiago, Montoya, Xavi Torres, Cuenca, entre otros. Pero también autorizó el regreso de figuras cedidas a otros clubes que luego fueron pilares fundamentales en la plantilla como Gerard Piqué y Cesc Fábregas.

Los números del “Pep Team” son para enmarcarlos en cuadro de oro ya que logró el  75% de efectividad en lo que a puntos se refiere: ganó 180 partidos, empató 47 y perdió solo 20. Además convirtió 636 goles y le hicieron 181.  

Sólo el tiempo nos dirá si tuvimos la dicha de observar al mejor equipo de fútbol de toda la historia, por cuanto a números, es casi insuperable dejando una herencia de elegancia, exquisitez, goles y un renovado fútbol total. Hasta la próxima.

Títulos del Pep Team


Título

Lugar

Año
Copa del Rey
España
2009
Liga Española
España
2009
Supercopa de España
España
2009
Liga de Campeones de la UEFA
Italia
2009
Supercopa de Europa de la UEFA
Francia
2009
Copa Mundial de Clubes de la FIFA
Emiratos Árabes
2009
Liga Española
España
2010
Supercopa de España
España
2010
Liga de Campeones de la UEFA
Inglaterra
2011
Supercopa de Europa de la UEFA
Francia
2011
Copa Mundial de Clubes de la FIFA
Japón
2011
Liga Española
España
2011
Supercopa de España
España
2011
Copa del Rey
España
2012
                                                                                         


jueves, 24 de mayo de 2012

El jugador legendario: Ronaldo Nazario de Lima



Ronaldo, El Fenómeno 

U n 22 de septiembre de 1976, en la cara más deslucida de Río de Janeiro, concretamente el arrabal de Benito Ribeiro, Sonia Nazario trajo al mundo a su tercer y último hijo: Ronaldo Nazario de Lima.

Los padres de Ronaldo se divorciaron cuando el apenas tenía 14 años y empezaba a desplegar su destrezas futbolísticas, pero aquella inestabilidad emocional no fue ningún impedimento, al contrario, fortaleció sus deseos de superación y a partir de aquel momento el mundo vio la gloria de un futbolista que se ganó el sitial de los elegidos.

Obtuvo múltiples premios en el mundo del fútbol, destacando colectivos e individuales como FIFA World Player en tres ocasiones (19961997 y 2002), 2 Balón de Oro (1997 y 2002) otorgado por la revista especializada France Football y dos veces la Copa Mundial de la FIFA (1994 y 1992).

La leyenda se empezó a forjar en el modesto club San Cristovao en donde los records fueron pulverizados por el incipiente jovencito de 16 años, para luego dar el gran salto al Cruzeiro de Minas Gerais. Dos temporadas fueron más que suficientes para que Ronaldo mostrara al mundo su descomunal potencial, anotando 105 goles, en 113 partidos.   

Europa llamaba a Ronaldo, a través del equipo holandés PSV, luego del revuelo causado por su estupenda actuación en el Cruzeiro y la Selección Brasileña de Fútbol Sub-17.

En 1994 el seleccionador brasileño Carlos Alberto Parreira convoca a Ronaldo para formar parte de la selección auriverde que luego se coronaría campeona del mundo en E.E.U.U al vencer a Italia desde los tiros penales.

Una vez en Países Bajos, el extraordinario deportista brasileño hace gala de su poderío ofensivo driblando defensas como conos de entrenamiento. Aunque en las dos temporadas, desde su debut europeo, solo ganó una Copa de la Liga, se llevó el galardón de máximo anotador en su primer año y sumando 63 dianas en 76 participaciones, hasta el fin de su segundo año, lo que le llevaría a fichar por el Barcelona FC español que gastó la inaudita cifra –para la época- de 20 millones de dólares, convirtiéndole automáticamente en el jugador más caro del mundo en ese momento.

Ronaldo, El Fenómeno

Ronaldo no obtuvo notoriedad en el mundial celebrado en 1994, (no disputó un solo cotejo) pero tres años más tarde, en la Copa América celebrada en Bolivia, el futbolista fue el segundo mejor anotador del torneo y una figura determinante para que Brasil se alzara por quinta ocasión con el cetro continental.

Ronaldo había conquistado con su selección un mundial y una copa américa, pero la Copa Confederaciones de la FIFA resultó esquiva para él y los suyos, hasta el año 1997, que obtuvieron la clasificación como campeones de la Copa Mundial 1994 y derrotaron a Australia en la final con un contundente 6x0 en donde el delantero batió en tres oportunidades al arquero oceánico.   

Ronaldo, con la camiseta de Barcelona FC
Barcelona, la gloria

Si en los anteriores equipos fue deslumbrante, en el Barcelona se salió por sus fueros y marcó 61 goles en 64 partidos, además conquistó la Supercopa de España y la Copa del Rey. Con tremendos números a cuestas, el club español estipuló una cláusula de recisión en 31 millones de dólares que el bolsillo del Inter de Milán pagó para llevarse al astro brasileño.

La selección brasileña de fútbol se encontraba en una excelente racha, pues había ganado la Copa América y Copa Confederaciones. Al frente tenían la final del mundial Francia 98 a donde llegaron con relativa facilidad tras dejar en el camino, a poderosas selecciones como Países Bajos; en semifinales. Sin embargo, el último escollo era el anfitrión y los cariocas, con Ronaldo a la cabeza, caerían sorpresivamente 3x0 conformándose con un meritorio segundo lugar. En el aspecto individual la estrella auriverde ganó su primer Balón de Oro al mejor jugador del torneo.

Inter de Milán, las lesiones

Rápidamente Ronaldo se acopló al futbol italiano y de entrada se coronó campeón de la Copa de la UEFA, al vencer 3 x 0 a Lazio con el tercer gol de su autoría. Buenos vientos se vislumbraban en Italia, por su auspicioso debut, pero una serie de lesiones empezaron a mermar su rendimiento.

Empezaba una nueva etapa en su club y también en la selección con la que participaría en la Copa América 1999 a desarrollarse en Paraguay. Ronaldo jugó todos los partidos de titular, compartió el liderato general de goleo con su compañero Rivaldo, anotando 5 veces y Brasil agregó otra copa a sus vitrinas.

A mediados de la temporada 1999 – 2000, Ronaldo sufre una fuerte falta por parte de un defensa y se rompe parcialmente el tendón rotuliano de la rodilla derecha, quedando seis meses fuera de las canchas.

La mala fortuna parecía ser el camino del crack. Regresa a los terrenos de juego el 12 de abril del 2000 y en una jugada casi intrascendente con el zaguero Couto, se rompe totalmente el tendón rotuliano que lo dejaría más de un año sin encarar porterías rivales. 

Luego de intensos meses de terapia, su rodilla mejoró ostensiblemente y se confirmó la recuperación cuando volvió a la canchas el 19 de agosto del 2001, marcando un gol en el partido que Inter derrotó a un combinado nigeriano.  

Ronaldo, levantando el trofeo
del Mundial Corea  - Japón 2002
Mundial Corea – Japón 2002, el retorno de un grande.

El mundial 2002 se realizaría por primera vez en el continente asiático y como sedes Corea del Sur y Japón. La selección brasileña llegaba como finalista de la cita anterior, pero sin figuras rimbombantes. El técnico Luis Felipe Scolari sorprendió al mundo convocando a Ronaldo que recién se recuperaba de la lesión que lo mantuvo lesionado mucho tiempo. A decir verdad, nadie pensó que este sería el mundial del fantástico futbolista en el que demostró todo su poderío rompiendo las redes 8 veces, en 7 juegos, incluyendo un doblete en la final al alemán Oliver Khan, el mejor guardameta del torneo. No está demás decir que el mítico “9” se llevó la Bota de Oro como el artillero más efectivo de la copa y Brasil acreedor de su quinto lauro ecuménico.

Merced a la recuperación de su buen nivel, los mejores equipos pusieron nuevamente sus ojos en él, como sucediera años antes cuando emigró por vez primera a Europa.

Real Madrid, la era “Galáctica”

El Real Madrid armó una plantilla de ensueño, apodada los “Galácticos”, en donde destacaban David Beckham, Michael Owen, Luis Figo, Roberto Carlos, entre otros; en la cual Ronaldo se convirtió en el eje y referente para conseguir múltiples títulos en 5 años como madridista que a la postre serían los más fructíferos en su meteórica carrera, alcanzado 2 Ligas Españolas, (2002 y 2006) Supercopa de Europa (2003) y Copa Intercontinental (2002).

Retiro y legado

Debido a desavenencias con el entrenador Fabio Capello, en el 2007 es vendido al equipo italiano AC Milán, archirrival del Inter, donde estuvo 5 temporadas.

Esta vez el portentoso jugador brasileño no pudo ser gran aporte para su escuadra y estaba en pleno declive. Sin embargo, jugar en Milán sirvió para que sea el único futbolista en la historia que disputó los dos mayores derbis mundiales con las 4 camisetas: Barcelona vs. Real Madrid e Inter vs. AC. Milán.

Meses después de arribar a Milán Ronaldo debió someterse a un tratamiento para superar el hipotiroidismo (aumento considerable de peso) que lo aquejaba y la lamentable lesión de su rodilla izquierda que sufrió una ruptura similar a la que afectó la derecha en el pasado. Por tanto, quedó inactivo casi un año.

El 9 de diciembre del 2008 es un día histórico en la carrera del fenomenal futbolista, pues en una dura negociación el AC. Milán logra un acuerdo con el club Corinthians, lo que marca el retorno de la estrella carioca  a Brasil luego de 14 años ausente.
Ronaldo, en compañía de sus hijos, anuncia su retiro.


Sin embargo, el retorno a tierras suramericanas no fue del todo exitoso, porque Ronaldo nunca pudo recuperar el peso ideal para la alta competición que demanda el fútbol de primera. Después de anotar algunos goles y ganar su último título como profesional (Copa de Brasil, 2009) toma la dura decisión de ponerle la guinda a una carrera plagada de éxitos y trofeos un 14 de febrero del 2011. Aquel día se cerró un ciclo importante en la andadura del fútbol  que nos dejó 694 partidos, 484 goles, 0.70 de promedio y la imagen vívida en nuestra retina de haber observado al -quizás- mejor centro delantero de todos los tiempos. Hasta la próxima.

jueves, 10 de mayo de 2012

Anécdota futbolística: Jacobo Urso, el “Prócer” de Boedo



Jacobo Urso, el "Prócer" de Boedo

Muchas veces escuchamos en el argot futbolero la trillada frase: “Hay que dejar la vida en la cancha”, pronunciada a menudo  por periodistas e hinchas  hacia los futbolistas, pero lo asombroso del asunto es cuando pierde el sentido figurado y se deja literalmente la vida en el campo de juego.

El futbolista Jacobo Urso, nacido en Dolores, Buenos Aires, el 7 de abril de 1.899 se enroló en las filas del naciente club San Lorenzo de Almagro, situado en el barrio de Boedo. En apenas un año (1.914 – 1.915) Jacobo ascendió de sexta a tercera categoría –algo inusual para la época- y debutó finalmente en el plantel estelar a la edad de 17 años.   

Luego de varios partidos memorables del mediocampista izquierdo, recibió su primer llamado a la selección Argentina en 1.919, convirtiéndose en el primer futbolista de SanLorenzo convocado a la selección absoluta.

Transcurría la décimo tercera fecha del torneo amateur de Argentina, jugada el domingo 30 de julio de 1.922 y San Lorenzo se enfrentaba al Club Estudiantes de Buenos Aires.

A pesar de su posición de volante por izquierda, aquella tarde Jacobo tuvo que ocupar el puesto de volante central, pues su compañero  Luis Vaccaro, quien habitualmente operaba en el puesto, se encontraba lesionado. Con la responsabilidad de un oficio poco común para él (labores de marca) estaba dispuesto a no hacer notar la ausencia de Vaccaro.  

En el primer cuarto de hora del partido Jacobo busca una pelota en el medio sector con tal vehemencia que le fue imposible evitar el choque contra los adversarios Comolli y Van Kammenade. Urso tardó varios minutos en reincorporarse y tomándose el costado respiraba con dificultad el aire que se mezclaba con la sangre expulsada a causa del violento golpe.

Sin embargo, rehusó abandonar el terreno de juego para no dejar a su escuadra con 10 jugadores, ya que los cambios no estaban permitidos en aquel entonces y continuó en cancha pese a la insistencia del entrenador y compañeros. Aceptó un pañuelo para contener la sangre y premio a su heroico esfuerzo cuando faltaban 15 minutos para terminar la contienda realizó un pase al área a su hermano Antonio quien derrotó al arquero rival y decretó el definitivo 1 a 0.

Debido a su acción extrema quedó desmayando en el suelo inconsciente, siendo trasladado a un hospital. Al recobrar el sentido se encontró a sí mismo en un estado deprimente con dos costillas rotas, atravesando su pulmón y dos operaciones por delante, las cual no resistió, escapándosele la vida a los 23 años, luego de una semana agónica y el calendario marcó 6 de agosto de 1.922.

El barrio deBoedo  se tornó oscuro y gris por el mal clima y la partida de un ser que dejó la vida por sus colores. La lluvia se confundió con las lágrimas de 7.000 aficionados que rendían pleitesía al “Prócer” de Boedo.

Años más tarde la directiva de San Lorenzo instituyó el “Premio Jacobo Urso” destinado al deportista que haya destacado en su disciplina.

Jacobo disputó 107 encuentros y 6 goles con la camiseta azulgrana, pero su aporte no tiene precio y sirve de inspiración para todos los jugadores que necesiten sentir el verdadero amor y sentimiento por el conjunto de Boedo.  Hasta la próxima.      

lunes, 30 de abril de 2012

Anécdota futbolística: Ramón Unzaga, padre de la “chilena”



Ramón Unzaga Asla, futbolista español - chileno

Fuente: Más que fútbol

El fútbol amateur primó  en la cola del continente americano, específicamente Chile, desde 1910 hasta 1924, pero en 1914, emergió la figura menuda de un futbolista español de apenas 20 años llamado Ramón Unzaga Asla. Jugaba como zaguero  y a él le debemos la invención de aquella acrobacia deportiva llamada “chalaca”, “tijereta”, “chorera” o popularmente conocida como “chilena” que consiste en pegarle al balón suspendiéndose en el aire de espaldas.

 Luego de debutar en el fútbol chileno, por el año de 1912 y hacerse un puesto en la historia de su equipo Estrella de Mar, perteneciente al Puerto de Talcahuano, Ramón obtuvo la naturalización y pudo jugar varios partidos como capitán de la selección chilena en los sudamericanos de Argentina 1916 y Chile 1920.

En sus primeros años fue un deportista que practicó múltiples disciplinas, entre las que se destacaron atletismo, boxeo, natación y obviamente el fútbol. Quizás por su contextura atlética y estilizada, para el rudo puesto de zaguero, fue lo que permitió a Ramón innovar dentro del fútbol.

Entre sus compañeros de profesión en Talcahuano ya era común la jugada vistosa de Unzaga, pero en el Sudamericano de Argentina 1916 fue donde obtuvo renombre internacional maravillando a los participantes de la cita continental: brasileños, argentinos y uruguayos que reprodujeron  la fama de esta elegante pirueta por el mundo.   

Hay que destacar que en Chile, antes de 1916, a la “chilena” se le llamó “chorera”, debido a que las bases futbolísticas de Chile salían de la región de Talcahuano, conocida coloquialmente como “Escuela Chorera” y en Argentina un grupo de periodistas “gauchos” la bautizaron con el gentilicio araucano. Hasta la próxima.

domingo, 15 de abril de 2012

Anécdota futbolística: Futbolistas fallecidos por muerte súbita




El fútbol es el “Rey de los Deportes” por excelencia. Origen de la alegría del hincha, pero también de su tristeza y tal vez sea esa amalgama que lo convierte en un deporte interesante.

A lo largo de los años en el fútbol han ocurrido sucesos vistosos y alegres, pero también trágicos como las muertes en el terreno de juego o días más tarde, luego de un cotejo, pero igual de dolorosas, porque cuando se escapa la vida no hay vuelta atrás y pesa sobremanera tratándose de un atleta aparentemente rebosante de vitalidad.  

La lista expuesta a continuación corresponde a futbolistas fallecidos trágicamente debido a una enfermedad congénita o adquirida que causaron conmoción en la élite futbolera:

Pedro Cano, futbolista español

El jugador bilbaíno de 33 años, llegó fichado al Novelda Club de Fútbol, de la Segunda División Española procedente del Club Toledo. Tres días después, el 20 de julio del 2002, luego de un entrenamiento rutinario, Cano se desplomó de repente ante el asombro de sus compañeros falleciendo en el acto debido a un edema cerebral, según los análisis posteriores.
Marcio Dos Santos, futbolista brasileño

Marcio Dos Santos

El 28 octubre del 2002 fue el último día en que Marcio Dos Santos, futbolista brasileño de 28 años, defendió la elástica del Deportivo Wanka, perteneciente a la ciudad peruana de Huancayo, pues sufrió un fulminante edema cerebral horas después de finalizar un partido contra el equipo Alianza Lima. Cabe destacar que el jugador carioca marcó un gol ese fatídico día.
Mark-Vivien Foé, futbolista camurunés


Foe, internacional camerunés 64 veces y con 28 años cumplidos disputaba el encuentro de su combinado nacional frente a Colombia, partido válido por las semifinales de la Copa Confederaciones 2003, celebrada en Francia. En el minuto 72 del cotejo y sin ningún adversario cerca, Foe cae hacia adelante con sus pupilas en blanco y convulsionando. Inmediatamente se acerca un jugador de la selección Colombia e intenta reanimarle. Ingresan los paramédicos, pero una hipertrofia ventricular provocó la muerte súbita del mediocampista africano.     
Fehér, futbolista húngaro.


Cuando recién empezaba a despuntar en su carrera, el Lisboa y la Selección de Hungría perdían al delantero estrella. El 25 de enero del 2004 Fehér disputaba un encuentro frente Vitória de Guimaraes, de la Primera División Portuguesa y tuvo una breve discusión con el árbitro por lo que fue amonestado. Luego se alejaría del colegiado visiblemente disgustado para después desvanecerse en la cancha. Aunque trataron de reanimarlo, aproximadamente una hora, Fehér fue declarado muerto a causa de  una tromboembolia pulmonar.
Serginho, futbolista brasileño

Paulo Sergio de Oliveira Silva

El futbolista brasileño, “Serginho”, perteneciente al Sao Caetano, fallece súbitamente cuando su club se enfrentaba a Sao Paulo. Era el minuto 15 de segundo tiempo y sin que el balón estuviera en juego,  se desmayó. A pesar de los esfuerzos médicos nada se pudo hacer por el deportista que falleció a los 30 años.
Víctor Hugo Ávalos, futbolista paraguayo

Víctor Hugo Ávalos

El 2 de abril del 2009, el futbolista paraguayo Víctor Hugo Ávalos, falleció justo en el momento que festejaba su gol convertido en el barrio San Vicente, en Paraguay jugando para el Villa Florida, un club de  aficionados en la ciudad de Asunción. La autopsia reveló un implacable paro cardiaco.
Antonio Puerta, futbolista español.


La afición del club español del Sevilla nunca imaginó que acudir al estadio el 25 de agosto del 2009 para ver a su equipo jugar, les significaría ser testigo del desmayo que  sufrió el futbolista español, de 22 años.
Tres días más tarde, Puerta tendría numerosas paradas cardiacas que derivaron en una displasia arritmogénica (obstrucción del ventrículo) y posterior fallecimiento.
Daniel Jarque, futbolista español


Seleccionado español y gran capitán de su club Espanyol. Ese era Daniel Jarque. 
La escuadra catalana estaba de pretemporada en Italia, debido al término de la Liga Española.
El jugador, de 26 años, padeció un infarto mientras dialogaba con su prometida por teléfono en un hotel de Florencia, donde se encontraba concentrado el equipo.  
Ferran Corominas, compañero de Jarque, llamó rápidamente a los paramédicos que solo pudieron comprobar su deceso.
Piermario Morosini, futbolista italiano


La escuadra del Livorno, el 14 de abril del 2012, se enfrentaba al  Pescara Calcio, de la Serie B italiana. Apenas el cronómetro de juego llegaba a la media hora. Fue en ese momento que el volante Morosini, de 25 años, se sintió con malestar y dejó caer su cuerpo sobre el césped. Inmediatamente los médicos presentes en el estadio, ingresaron a la cancha con un desfibrilador, dándole los primeros auxilios y trasladándolo en ambulancia a una clínica local, en donde a pesar de aplicar la reanimación cardiopulmonar (RCP), una hora más tarde se confirmó su muerte.

 Estos fueron los futbolistas que partieron en la plenitud de sus vidas y carreras dejando un enorme vacío que jamás se compensará. Hasta la próxima.