Archivo del blog

LA HINCHADA FIEL

jueves, 29 de diciembre de 2011

El jugador legendario: Alberto Spencer, “Cabeza Mágica”


Alberto Spencer, "Cabeza Mágica"



Alberto Spencer Herrera nacido en Ancón, Ecuador, el 6 de diciembre de 1937. Fruto de una dama de la localidad y un jamaiquino. Spencer estaba predestinado a dejar su huella en el sitial de los elegidos del fútbol, pues sus dos hermanos mayores militaban en el Club Everest en donde él, años más tarde, comenzaría a voltear arqueros con su “Cabeza Mágica”, apelativo que describía en dos palabras el gran poderío del mejor jugador ecuatoriano de todos los tiempos.

El 24 de julio de 1959, con motivo de la inauguración de Estadio Modelo de Guayaquil, (hoy Alberto Spencer) participaban en un cuadrangular internacional Barcelona, Emelec  Peñarol de Uruguay y Huracán de Argentina. Anotando un espectacular doblete se comenzaba a escribir oficialmente la leyenda del gran goleador, fichándolo Peñarol por la suma de 10.000 dólares.

Alberto, de 23 años, hacía su debut con la escuadra uruguaya el 8 de marzo de 1960 en un partido de pretemporada frente al Atlanta argentino y no pudo tener un estreno mejor: marcó tres tantos y se metió al bolso a la exigente hinchada peñarolense.

Su estilo de juego era único: remataba con las dos piernas, excelente visión de juego, moviéndose por todo el frente de ataque y poseedor de un inmejorable remate de cabeza.

Spencer se convirtió en un ídolo dentro del club a tal punto que sus compañeros le tenían una confianza absoluta de cara a la portería rival. Cierta vez se escuchó una anécdota entre sus compañeros Abaddi y Maciel antes de un partido cuando el primero le comentaba al otro “con este calor está difícil correr” contestando el “Bocha” Maciel “pego tres carreras, logro tirar dos centros, Spencer hace dos goles y está el partido terminado, luego no corro más”.

Con el cuadro “carbonero”, como también se conoce a Peñarol, logró muchos partidos memorables que lo convirtieron en leyenda destacando la final Copa Libertadores de América 1966 que River ganaba 2 a 0 hasta los 15 minutos del segundo tiempo en que “Cabeza Mágica” venció al arquero Carrizo en dos ocasiones, cediendo la posta a sus compañeros que remontaron 2 a 4.    

Ese mismo año Spencer disputaría la final de Copa Intercontinental que la contendía   el campeón de América y su homólogo de Europa, en este caso, el Real Madrid de Paco Gento. Peñarol venció a los merengues en el primer partido jugado en Montevideo 2 a 0, con soberbia actuación de Spencer que vio puerta por partida doble y 15 días después en Madrid los “carboneros” repetiría la dosis y “Cabeza Mágica” otra vez sería el terror de la defensa madridista al concretar el segundo gol que le valdría levantar su segunda Copa Intercontinental, siendo el goleador número 2 de esta competición con 6 goles, solo superado por Pelé que metió 7.

Precisamente ante el club Santos de Pelé, Spencer firmó dos anotaciones en la histórica paliza que le propinó Peñarol en el año 1963.

El astro ecuatoriano logró su status de estrella gracias a sus estratosféricas cifras en sus 17 años de carrera logrando 510 goles oficiales, incluyendo 4 tantos en onces partidos marcados con la selección ecuatoriana.

Además lo ganó todo en su club Peñarol: 7 Ligas uruguayas, entre 1960 y 1968, un Campeonato Ecuatoriano (1971), 2 Copa Intercontinental (1961,1966), 3 Copa Libertadores (1961, 1962 y 1966).

Cabe destacar que Alberto Spencer es el goleadorhistórico de la Copa Libertadores con 54 dianas e integró la lista del mejor Jugador Sudamericano del Siglo XX, elaborada por la FIFA.
“Cabeza Mágica” dejó este mundo el 3 de noviembre del 2006, pero heredó un legado imperecedero a sus compatriotas y uruguayos que tuvieron el honor de contar con la técnica infalible del temido goleador. Hasta la próxima. 

domingo, 25 de diciembre de 2011

Anécdota futbolística: Juan Manuel Bazurco, el sacerdote – futbolista


juan manuel bazurco
Juan Manuel Bazurco, sacerdote - futbolista


“El cura de los botines benditos” era como se le conocía en Ecuador al futbolista y sacerdote español Juan Manuel Basurco.

Vio la primera luz en Guipúzcoa, España en el año 1944. En la comunidad en donde él nació, perteneciente al País Vasco, se profesaba un ferviente catolicismo y Basurco años más tarde sentiría el llamado al sacerdocio como muchos jóvenes de su época.

Desde sus años de seminario Basurco era un gran aficionado al fútbol, integrando el equipo Motrico CD del País Vasco, que luego militaría en la Tercera División Española.

Tras ordenarse como sacerdote su destino inmediato fue Ecuador, concretamente San Camilo de Quevedo, correspondiente a la provincia de Los Ríos. En 1969,  mientras dirigía su parroquia, continuó con su afición deportiva recalando como futbolista amateur en el club local de Club Deportivo San Camilo. Luego de algunos partidos jugados se propagó la voz de que jugaba en la ciudad de Quevedo un delantero español de enormes cualidades en la posición de centro delantero y fue entonces cuando directivos de Liga de Portoviejo, que militaba en la Serie “A” de Ecuador se hizo de sus servicios, convirtiéndose así en futbolista profesional con previo permiso de las autoridades eclesiásticas, para posteriormente luego de exitosas actuaciones, obtener un contrato con uno de los clubes más populares de Ecuador: Barcelona S.C.

Como futbolista en Barcelona S.C actuó en 8 partidos, marcando dos goles, pero uno de ellos lo anotó por Copa Libertadores de América el 29 de abril de 1971 a Estudiantes, en la Ciudad de La Plata, Argentina, siendo el tanto de la victoria y que quitaba un invicto extenso al cuadro platense. Este acontecimiento pasaría a la historia del fútbol sudamericano como la “Hazaña de la Plata”

Debido a su vocación religiosa rescindió el contrato que lo ligaba a Barcelona S.C y regresó a Liga de Portoviejo, porque estaba más cerca de su parroquia. Sin embargo a finales de 1971 colgó los botines definitivamente y se dedicó solo al sacerdocio, pero su nombre se inscribiría perennemente en las páginas del fútbol, como “El cura de los botines benditos”. Hasta la próxima.      

viernes, 23 de diciembre de 2011

Anécdota futbolística: La hazaña de la Plata


juan manuel bazurco,hazaña de la plata
Juan Manuel Bazurco



En la década de los 70 la diferencia futbolística entre Europa y Sudamérica no era tan abismal y hubo un club que sobresalió gracias a sus títulos y glorias: Estudiantes de la Plata. Inclusive su técnica era superior a la de los mejores equipos europeos. Ganaron Tres Copas Libertadores consecutivas (1968, 1969, 1970). Prácticamente imbatibles.

Se jugaba la Copa Libertadores de 1971 y el Grupo 2 (segunda fase) lo integraban Estudiantes, Unión Española y el ecuatoriano Barcelona.

El 29 de abril de 1971 se gestaría la denominada “Hazaña de la Plata”, por parte de Barcelona de Guayaquil en detrimento del súper favorito Estudiantes, al vencer los primeros 1 a 0 en el mismísimo estadio “Jorge Luis Hirschi” de La Plata con gol del delantero español Juan Manuel Bazurco.

Este triunfo causó un revuelo mediático sin precedentes en Argentina y Ecuador, pues el reducto del club argentino era inexpugnable en todo su recorrido en la Copa Libertadores. Hasta el mítico multicampeón Peñarol cayó por la mínima diferencia 1 año antes en la final de la misma copa.  

La victoria fue doblemente celebrada en Ecuador, ya que los medios platenses daban por ganador de antemano a la poderosa escuadra estudiantil menospreciando al rival como cuando el periodista local Oswaldo Ardizzone de la Revista El Gráfico publicó:  “Barcelona es un equipo de tercera categoría, donde el maestro Spencer está quemando lo que le queda de su pasado goleador”.

Barcelona puso coraje, garra y amor propio que durante el transcurso del partido los locales trataron de abrir el cerrojo defensivo liderado a muerte por los centrales Vicente Lecaro y Luciano Macías, pero nunca encontraron  la llave y en un contragolpe letal el delantero ecuatoriano Alberto Spencer realizó un pase magistral al jugador Bazurco y éste rompió la resistencia del meta argentino.

“¡Pase de Spencer y gol de Bazurco!” fue la expresión jubilosa del narrador ecuatoriano que se convirtió en un lema para toda la inmensa hinchada barcelonista que hasta nuestros días recuerda tan heroico atrevimiento en canchas gauchas. Hasta la próxima.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Fútbol curioso: Apodos del fútbol y sus orígenes (Parte 2)


leones indomables,camerun
Selección de Fútbol de Camerún, los leones indomables



“Lo prometido es deuda”, reza un adagio añejo. Hace un tiempo atrás escribí sobre los apodos del fútbol y sobre todo, la razón de donde proviene el apelativo correspondiente y ésta vez les traigo la segunda entrega de muchas que he planificado publicar.   

REAL ZARAGOZA:  Al club español de la capital de Aragón se lo llama por el sobrenombre de “maños” y esto se debe al gentilicio popular usado para denominar a los pobladores de la provincia homónima del equipo.

Sin embargo, existen diversas teorías sobre el origen de la palabra “maño”, pero la hipótesis más fuerte, dice que deriva del vocablo latino “Magnus”, de significado “grande”. 
  
SANTOS LAGUNA: “Los de la comarca lagunera”, tal vez se lea como el título de una película de indios que habitan en una laguna, pero la verdad; éste hace alusión al equipo mexicano de Torreón.

Santos inicialmente poseía su sede en Tlaxcala, pero en 1983, debido a los malos resultados, se tomó la resolución de trasladar al club hasta La Comarca Lagunera que es un conjunto de 15 municipios pertenecientes al Estado de Coahuila y Durango, estos a su vez, deben el nombre a los cuerpos de agua que existieron en la región.

RACING DE AVELLANEDA: Corría el año 1910 en Argentina y Racing ascendía a primera categoría ganándole la final a Boca Juniors y luego de 3 años inició una época memorable al ganar 7 títulos consecutivos de Primera División (1913 a 1919), convirtiéndose en el único heptacampeón del fútbol argentino. Inclusive el torneo de 1919 terminó ganando los 13 juegos disputados. Desde ese momento periodistas e hinchas bautizaron al club como “La Academia del Fútbol Nacional”.

BANFIELD: El diario el “Pampero” de Argentina, sorprendido con la rápida campaña de asenso a primera división que protagonizó Banfield en 1940, lanzó una gran campaña mediática y renombró al equipo con el mote de “El Taladro”.

El buen juego del club, fundado por ingleses, se debió a las gestiones del dirigente deportivo Florencio "Lencho" Sola que realizó varias contrataciones entre las que destacaban el extremo goleador Armando Farro.

NECAXA: A inicio de los 90, el club realizó una temporada aceptable (se eliminaron el octavos de final) y los directivos tuvieron la idea de implementar el dibujo de un rayo en el centro de la camiseta, reemplazando a las líneas tradicionales blancas y rojas en notoria referencia a la central hidroeléctrica Necaxa fundada en 1905. Desde ese instante se los conoció popularmente como “Los Rayos del Necaxa”.

HUNGRÍA: Tal vez, para los contemporáneos la selección de fútbol Húngara solo sea un combinado más del montón, que ni siquiera figura en Europa, mucho menos mundialmente.

No obstante, los que vivieron la década de los 40 y 50 podrán dar fe de la “época dorada” del fútbol húngaro en donde consiguieron numerosos logros como un subcampeonato mundial (Suiza 1954), medalla de oro en los Juegos Olímpicos (Helsinski 1952), entre otros. Liderados por el extraordinario delantero Ferenc Puskás, además de  Florián Albert, Gyula Grosics y Sandor Kocsis fueron casi imbatibles y la prensa mundial se rindió a sus pies otorgándole numerosos calificativos, pero “Magiares Mágicos” fue el más popular debido al talento desplegado y color de sus camisetas.

CAMERÚN: “Los Leones Indomables” es el apelativo que adjudicaron los medios a la selección de futbol camerunesa en el mundial de Italia 1990, porque fueron la revelación de aquella cita ecuménica.

Primero dieron el “campanazo” al derrotar en el encuentro inaugural a la súper favorita Argentina de Diego Maradona, luego triunfaron ante Rumanía y cayeron ante la URSS cuando habían clasificado previamente a la siguiente ronda.

En octavos de final vencieron a la Colombia del “Pibe” Valderrama, René Higuita y compañía jugando siempre un fútbol vistoso y práctico. Aunque terminaron eliminados en cuartos de final por Inglaterra los cameruneses fueron la primera selección africana en arribar a esas instancias de una Copa del Mundo.

AUSTRALIA: La carrera futbolística de la selección australiana de futbol, no es muy conocida, pero clasificando a las dos últimas copas mundiales ha adquirido cierto renombre y en el panorama futbolero se los conoce como “Socceroos” que es una combinación de la palabra futbol en inglés (soccer) y el animal emblemático de Australia (kangaroo).

Hasta la próxima entrega…
   

viernes, 16 de diciembre de 2011

El jugador legendario: Edson Arantes do Nascimento


o rei,pele,edson arantes do nascimento
Edson Arantes Do Nascimento, "Pelé"


Tres Coraçoes, Minas Gerais, Brasil vio nacer al mejor futbolista de la historia el 23 de octubre de 1940 y es que sus 1.282 goles como profesional en 21 años de carrera así lo certifican.

Dueño de un palmarés casi inalcanzable: 10 Campeonato Paulista, 5 Torneo Rio – Sao Paulo, 5 Campeonato Brasileño Serie “A”, 3 Copa Mundial, 2 Copa Libertadores, 2 Copa Intercontinental,  1 Recopa Intercontinental, 1 Copa de Plata, y 1 NASL (Primera División Estadounidense).

En 1955 llegó al Santos FC de Sao Paulo, procedente del modesto Baur, por recomendación de su antiguo entrenador Waldemar de Brito. Su debut oficial ocurrió el 7 de septiembre de 1956 ante el Cubatao y realizó un gol. Meses más tarde se jugaría un torneo amistoso con equipos locales y europeos firmando Edson un triplete contra el Belenenses de Portugal en el primer partido llenando la retina del técnico absoluto de Brasil, Vicente Feola, que lo hizo debutar frente a Argentina el 7 de julio de 1957, triunfaron los brasileños 2 a 0 y futuro astro anotó uno de los goles.   

La Copa del Mundo de 1958, se celebraba en Suecia.  Pelé, -como se le conociera desde chico- fue convocado de última hora a la selección debido a la lesión que sufrió el gran jugador del Corinthians, Luizinho.

Sin embargo, debido a un partido amistoso previo, Pelé estaba algo golpeado y no pudo disputar el primer partido del mundial, pero jugó los restantes 5 que le permitieron llegar hasta la final, derrotando categóricamente a Suecia 5 a 2 y coronarse el jugador más joven, con 17 años, en ganar una Copa del Mundo.

Desde ese momento iniciaría una carrera brillante ganando muchos títulos con su club, el Santos, con el que realizaría temporadas excepcionales como la de 1958 rompiendo las redes en 58 oportunidades, en tan solo 38 encuentros.

Cuando cumplió 18 años debió presentarse al servicio militar obligatorio, integrando varias veces la selección de su cuartel y también el combinado absoluto del Ejército Brasileño ganado en 1959 la final del Campeonato Militar Sudamericano al Ejército Argentino.

No todo fue de mil maravillas en la carrera de Pelé. En un partido jugado ante Necaxa, correspondiente a una gira que realizó en Santos por México, un defensa lo lesionó, y el dictamen médico no arrojó resultados graves, pero se le aconsejó guardar reposo debido a la sobrecarga de cotejos.

Nos trasladamos hacia el año 1962, Copa del Mundo organizada por Chile, una selección brasileña campeona que iba a defender su título, pero Pelé su máxima estrella, arrastraba una lesión en la ingle. A pesar, de ello, jugó el primer partido contra Checoslovaquia, pero su dolencia recrudeció y Amarildo fue el mejor reemplazo que haya tenido Pelé en su vida, pues revalidaron el título y casi sin jugar el crack de 21 años se convirtió en el bicampeón más joven del mundo.

Luego del mundial se recuperó plenamente de su lesión y lo demostraría en la final por la Copa Libertadores al anotarle 2 tantos en el partido de desempate, al Peñarol ganando Santos 3 a 0.

Pelé ratificaría su buen momento frente al Benfica en el partido de vuelta por la Copa Intercontinental, al firmar 4 goles en el partido que su club terminaría con marcador 5 a 2 y el mundo le rendía pleitesía a la fulgurante estrella brasileña.

No obstante, no todo puede ser perfecto y el capítulo negro en la mítica carrera del brasileño, fue la Copa Mundial de Inglaterra1966 en medio de los dirigentes brasileños confiados de su supremacía y la mala preparación del equipo ocasionó que cayeran eliminados en primera ronda a manos de la selección Húngara 3 a 1 y el mundo observaba como Pelé y compañía se despedían con más pena que gloria de la cita ecuménica.  

Después de todo el revuelo mediático que causó la eliminación carioca, Pelé decidió retirarse de la selección y reeditó sus éxitos anteriores con su club, el Santos.

En octubre de 1969, llegaría un punto clave de su carrera: El gol número 1000. La víctima de turno fue el Vasco Da Gama, a través de un tiro penal bien ejecutado el gran delantero llegaba a una cifra sin precedentes en el fútbol, ganando luego de la hazaña 1 Torneo Paulista (1969) que sumaban a los dos anteriores (1967,1968).

A las puertas de Mundial México 1970, Pelé decide volver a la selección brasileña y lo hace con suceso marcando 3 goles y conduciendo a su equipo hasta la final en donde derrotaron a Italia 4 a 1. Memorable actuación ganando su tercer campeonato mundial y ganándose el apelativo de “O Rei” (El Rey) porque tres copas del mundo solo las ha conseguido él.

En 1975 Pelé, de 35 años anuncia su retiro del fútbol, pero apuros económicos lo obligan a ponerse los botines nuevamente en 1977 y rechazando ofertas europeas sobre la mesa decide fichar por el Cosmos de New York, valorando su pase en siete millones de dólares lo que fue una cifra record para la época. En aquel club jugó 111 partidos y anotó 65 goles.

Con todas las tareas cumplidas y sin ninguna asignatura pendiente “O Rei” se retira definitivamente del fútbol a los 37 años, dejando atrás una estela sorprendente de 1.366 partidos y 1.282 goles.

Remitiéndonos a las cifras y regates podemos decir que Pelé era un jugador único, rematador con ambas piernas, buen cabeceador, excelente definidor y propietario de una técnica exquisita que le hizo ganar el respeto de compañeros y rivales. Hasta la próxima.   

martes, 13 de diciembre de 2011

Clásicos del fútbol: Boca Juniors vs River Plate




super clasico,boca,river,boca vs river
Boca Juniors vs River Plate, El Superclásico


Conocido como el Superclásico en todo el mundo, nacido en el Barrio de la Ribera, Argentina, y según una encuesta realizada por el diario inglés The Sun, este se encuentra en el primer lugar de los “50 eventos deportivos que hay que ver antes de morir”.

La rivalidad entre estos dos clubes argentinos vio la luz el 2 de agosto de 1908, fecha en la que se tiene el primer registro, y debido a la poca cobertura dada a un deporte naciente en Sudamérica solo se conoce que Boca Juniors triunfó 2 a 1.

En la andadura de los Superclásicos que se han jugado hasta ahora existen varios partidos donde hubo gloria, tristeza, alegría, amargura e incontables pasiones que demuestran porque es el encuentro de mayor interés mediático en Sudamérica.

El 24 de agosto de 1913, se jugó el primer cotejo de manera oficial y se lo llevó a cabo en la cancha del Racing Club de Avellaneda, formándose una trifulca a mitad del primer tiempo entre jugadores de ambos clubes terminando con la expulsión de Amoral, integrante de River, acción que caldeó los ánimos de las dos hinchadas y se tranzaron a golpes. Así quedó sentado el preámbulo de lo que serían estos partidos años más tarde. 

 River se traslada hasta la cancha de Boca el 23 de diciembre de 1928, en donde Boca le pasó la mayor factura de goles en la historia a su tradicional rival. 6 a 0, con actuación destacada del delantero Tarasconi. Sin embargo, el club visitante jugó gran parte del cotejo con dos jugadores menos que salieron lesionados y no se permitían sustitutos en aquella época.

Boca luchaba por el título en la temporada 1933 – 1934 y River, que ya no tenía nada que ganar, ni perder, le aguó la fiesta al cuadro xeneize derrotándolo sorpresivamente 3 a 1 y favoreció a San Lorenzo de Almagro que se llevó el campeonato.

Los de “la banda” no olvidaban esa paliza de 6 a 0 propinada en 1928 y cobraron dulce venganza 13 años después, el 19 de octubre de 1941 con tantos de Manuel Moreno, Ángel Labruna, Pedernera y un inspirado De Ambrosio que marcó por partida doble. Resultado final: 5 a 1.

El equipo albirrojo necesitaba solo un punto para proclamarse campeón y el 8 de noviembre de 1942 al terminar el primer tiempo Boca le pasaba 2 a 0 a través de dos goles que hiciera Gandulla. La hinchada xeneize ya saboreaba el desquite que arrastraban desde que River los derrotó 3 a 1 y San Lorenzo les arrebató el título, pero en la segunda fracción Adolfo Pedernera empató el partido a dos tantos y sucedió algo inédito: River ganó el campeonato en “La Bombonera”, casa de su archirrival.

River repitió por segunda vez título en la casa de Boca, cuando el 8 de diciembre de 1955, caía 1 a 0, pero aparecieron Ángel Labruna y Zárate para darle vuelta al marcador faltando 15 minutos para terminar el partido.

El 19 de mayo de 1959, José Yudica (2), Juan Rodríguez, Pedro Mancilla y Oswaldo Nardiello vapulearon a River por el mismo marcador en que los blancos derrotaron a Boca en 1941, 5 a 1.

El 9 de diciembre de 1962 ocurriría uno de los partidos más recordados por la fanaticada boquense. Se jugaba la penúltima fecha del campeonato y Boca era líder en solitario, pero con River pisándole los talones. El delantero Valentim marcó el 1 a 0 para los xeneizes, pero cuando faltaban apenas 4 minutos para el final, el árbitro Carlos Nai Foino, pita la pena máxima a favor de River. El arquero Antonio Roma se adelanta descaradamente y le ataja el penal al brasileño Delem. A pesar de los reclamos el juez no concedió la repetición del tiro y ante tanta insistencia les espetó una frase recordada hasta ahora en el fútbol: “penal bien ejecutado, es gol”. No está de más decir, que Boca se proclamó campeón en la fecha siguiente.
En el año 1966, se daría el primer partido internacional y fue por la Copa Libertadores de América triunfando River como dueño de casa 2 a 1.  

Boca tenía como tarea pendiente dar una vuelta olímpica en el estadio Monumental de River, hecho que acontecería el 14 de diciembre de 1969 cuando los visitantes llevaban  una ligera ventaja sobre su adversario de 2 puntos y los locales no pasaron del empate a 2, remontando un 0 a 2.

El 15 de octubre de 1972 sucedió el Superclásico con más anotaciones en la historia, jugado en la cancha de Vélez Sarsfield moviéndose el marcador en 9 oportunidades.

River ganaba dos a cero a los 20 minutos del primer tiempo, pero Boca en un arranque de garra y amor propio ya estaba 4 a 2. Faltando 15 minutos para el final de la contienda River logró empatar 4 a 4 y ambas hinchadas empezaban a salir del estadio en tiempo de descuento, cuando Carlos Morete, de River, puso a ganar a la escuadra de “La banda” para establecer el definitivo 5 a 4.

Carlos García Cambón debutó el 3 de febrero de 1974 con la camiseta de Boca en un Superclásico y se convirtió en el único jugador que ha anotado 4 goles en el mismo encuentro. Los xeneizes ganarían finalmente 5 a 2.

Para los que recuerdan la goleada de Boca a River en 1959 5 a 1, le volvió a repetir la dosis el 7 de marzo de 1982, pero esta vez con actores diferentes: Gareca (2), Córdova (2) y Ruggeri. Aunque pudieron ser seis, pero el arquero García de River tapó un penal.

A juicio de muchos el mejor encuentro de estos enfrentamientos se dio el 22 de noviembre de 1987, por todos los condicionantes que se dieron. Omar Palma de River yerra un penal. Boca se adelanta 2 a 0, con doblete de Reinaldi. Luego en el segundo tiempo River lo da vuelta 3 a 2, con gol del mismo Palma que se reivindicó y cuando finalizaba el partido el réferi sanciona penal a favor de Boca, los fanáticos xeneizes ya celebraban el empate, pero Comas envió la pelota por encima del horizontal y terminó el cotejo.

Claudio Paúl Caniggia entraría en la historia de los Superclásicos, ya que el 14 de julio de 1996 tocó las redes de River en tres oportunidades, en el triunfó que Boca se llevó 4 a 1.

River venía de una racha negativa de 8 años que no salía ganador de la Bombonera, la misma que se rompió el 10 de marzo del 2002 con el 0 a 3 que le endosara River, marcando Cambiasso, Coudet y el lateral Rojas.

Semifinales de la Copa Libertadores 2004, River y Boca se enfrentan y es la primera vez que se juega ambos partidos (ida y vuelta) solo con la hinchada local para evitar incidentes entre las barras. El primer encuentro terminó con victoria de Boca 1 a 0. Anotó el defensa Rolando Schiavi. En el partido de vuelta, jugado en el Monumental, River hizo el primer gol a través de González, pero Carlos Tévez puso la paridad para Boca en el minuto 85, celebrando su gol haciendo ademanes de gallina y dirigiéndose a la hinchada local, pero en tiempo adicional el defensor de River, Nasuti, dio el triunfo 2 a 1 a su equipo y en la definición por penales clasificaron los xeneizes al atajar Abbondanzieri el último cobro.

Martín Palermo, ídolo de Boca y goleador histórico del club, jugaría su último Superclásico el 15 de mayo del 2011. Un  primer tiempo para River en donde no supo concretar las ocasiones creadas y un segundo episodio para Boca en donde el arquero Carrizo en un jugada confusa el mismo la introduce en su puerta y para colmo de males Martín Palermo haría valer su clase concretando de cabeza, dos minutos más tarde, la segunda. El partido finalizaría en medio de una tangana de la cual salieron expulsados Matías Almeida (River) y Clemente Rodríguez (Boca).

El máximo goleador en estos duelos es Ángel Labruna con 16 tantos, seguido de Óscar Más, con 12. Ambos jugadores de River.

Cabe recordar, que River tuvo problemas en el promedio general de los tres últimos torneos y por ello, descendió a la Primera B Nacional, el 26 de junio del 2011 al empatar 1 a 1, frente a Belgrano, en un hecho histórico para la institución y el fútbol argentino, razón para que la fanaticada mundial no tenga el placer de disfrutar este emocionante cotejo, al menos hasta que River recupere el sitial perdido. Hasta la próxima.
    

domingo, 11 de diciembre de 2011

El jugador de la semana: Andrés Iniesta


el jugador de la semana,andres iniesta,barcelona fc
Andrés Iniesta, jugador del Barcelona F.C



El Barcelona F.C mostró en El Clásico frente al Real Madrid buen manejo de balón y los hombres de Mourinho nunca encontraron la vuelta para descifrar el medio sector catalán. Pero toda aquella sincronización sucedió bajo la batuta de Andrés Iniesta, enorme en la distribución y cobertura haciendo parecer al volante del Real Madrid, Xabi Alonso, como un novato.

Siempre el mejor jugador es el que marca los goles. Esta es la excepción de la regla, pues el manchego brilló siendo solidario y preciso en los pases, sobretodo en profundidad, donde hizo destacar a su equipo.

En los primeros minutos el Real Madrid volcado al ataque causó daño en el arco barcelonés, pero luego la escuadra de Pep Guardiola se asentó en el campo y Andrés fue el director de orquesta, aunque estuvo marcado a presión, cambio de ritmo en varias ocasiones del cotejo, para a la larga, imponer su clase en el Bernabéu, que inclusive arrancó una ovación de la hinchada local cuando su técnico lo sustituyó por Pedro en el tramo final.

Cabe anotar, que el blaugrana se ha caracterizado en su carrera por ser determinante en situaciones claves, como el gol marcado a Holanda en la final del Mundial Sudáfrica 2010, en donde España se proclamó campeón, por primera vez en su historia.

Juego vertical, clarividencia ofensiva y fortaleza en conjunto, es como se podría definir a este excelente mediocampista español que debe ser el mejor en su posición a nivel mundial y un futbolista de clase fenomenal. Hasta la próxima.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Fútbol curioso: Apodos del fútbol y sus orígenes (Parte 1)


apodos en el futbol,apodos de equipos de futbol
Aficionados "culé" del Barcelona FC.




Muchos de lo que estamos sumergidos en información futbolera, escuchamos a diario, diversos motes inventados por el hincha o algún periodista creativo, pero casi siempre desconocemos el origen de aquel sobrenombre.

Sin embargo, realizando algunas investigaciones recopilé datos interesantes y he aquí el resultado:

BARCELONA FC.: Al equipo blaugrana español se lo conoce por el apelativo de “culé”, y nos remontamos al estadio de la C/ Industria, en donde fungían de local los catalanes de Joan Gamper, para conocer el origen.

El estadio se llenaba siempre al tope de su capacidad y al no existir ninguna valla protectora, los espectadores miraban el cotejo desde la parte más alta del graderío, dejando sus traseros descubiertos hacia la calle, y en clara alusión a lo que veían los transeúntes los llamaron “cul” (trasero en catalán), y castellanizado sería “culé”.  

BOCA JUNIORS: El club de fútbol de mayores seguidores en Argentina se los llama "Xeneizes". Este equipo se fundó el 5 de abril de 1905 en Buenos Aires, por un grupo de inmigrantes italianos, oriundos de la ciudad Génova que a su vez significa en su dialecto nativo, “Hijo de Xena”, derivando el gentilicio español de “xeneizes”.

AMÉRICA: En la década de los 80 se inicia la “época dorada” del club América ganando 8 títulos, entre nacionales e internacionales, y debido a sus color amarillo era llamado “canarios”, pero una difusión mediática extraordinaria por parte de la cadena Televisa y debido al poderío americanista de aquel entonces resolvieron reemplazar el mote de “canarios” por “águilas”.  

VALENCIA CF: Los “che” es un seudónimo un poco raro para un club de fútbol, pero éste tiene su explicación lógica, pues el término “che” o “xe” es proveniente de la Comunidad Valenciana, (cuna del club) ubicada en el centro-este de España y es una muletilla usada para llamar la atención de otra persona.

NEWELL'S OLD BOYS: Los "Leprosos" sería un título ideal para una película de drama o sobre la misma enfermedad, pero es el remoquete con el que se conoce al club rosarino en su país.

A principios del siglo XX Newell´s fue invitado para realizar un encuentro amistoso frente a su acérrimo rival, Rosario Central, con el objetivo de recaudar fondos para el Hospital Carrasco, especialista en tratar la lepra, y los directivos aceptaron de inmediato, no así los “centralistas” que se ganaron el apodo de “canallas” y estos devolvieron la afrenta bautizando a sus rivales como “leprosos”.  

RCD ESPANYOL: Periquitos o pericos. Así se conoce a los seguidores y futbolistas del club barcelonés, porque a principio de los años 20 en la revista humorística “El Chute” un dibujante satirizaba al club debido a sus escasos socios con el mote de los “cuatro gatos negros”. En 1929 se estrenó en España la serie animada “El Gato Félix” y en catalán se traducía como gat periquito” y el argot popular les puso “los cuatro gatos periquitos” y el Espanyol se lo tomó tan enserio que en la celebración del aniversario 75 de fundación en su escudo oficial aparecía un periquito como mascota.

ESTUDIANTES DE LA PLATA: "Pincharratas", apelativo de Estudiantes, en realidad es la unión de dos palabras “Pincha” = Inyectar  y  “ratas” = roedores, ya que sus primeros simpatizantes, estudiantes de medicina, utilizaban estos rumiantes para su prácticas académicas.  

VILLAREAL: El club empezó a ser reconocido como “El submarino amarillo” a partir de una extraordinaria campaña de asenso a la Tercera División de España en el año 1967 y justamente en aquella época estaba de moda una canción de los Beatles llamada “the yellow submarine”, con la que fue celebrada la gesta. Inclusive existía un proyecto para adquirir un submarino dado de baja por la Armada Española, para instaurarlo como museo en la sede del equipo, pero ésta idea no tuvo suficiente acogida.

ATLANTE: Entre los años 1916 y 1917, sin conocerse fecha exacta, se creó el club Atlante de México, por un grupo de muchachos que residían en un barrio marginal de Ciudad de México, liderados por Refugio Martínez, a quien apodaban “El Vaquero” -debido a su oficio-. En cierta oportunidad, Refugio tuvo que vender una cabeza de ganado para costear la compra de indumentaria e inscribirse en un torneo amateur,  en el cual se llevaron todos los elogios por su carácter en el campo de juego, bautizándolos la gente como los “potros de hierro”.

Hasta la próxima entrega…

viernes, 9 de diciembre de 2011

Equipos legendarios: Real Madrid



equipos legendarios,real madrid de alfredo di stefano
Alfredo Di Stéfano, y "sus" cinco Copas de Europa



El Real Madrid, club español, conocido en todo el orbe, despierta pasión, garra, alegría y un sinnúmero de sentimientos que han hecho crecer su popularidad a través de tiempo.

Pero ésta hegemonía del club madridista no es casualidad, pues la cimentó sobre plantillas de jugadores que se dejaron toda la piel en el campo de juego, tanto así, que la enorme hinchada merengue y periodistas bautizaron con apelativos a las diferentes generaciones que aportaron su calidad y técnica para engrandecer la institución: “El Madrid de Di Stéfano” (1952 – 1964), Los Yé-Yé (1966 - 1981), La Quinta del Buitre (1980-1990) y la Era Galáctica (2000-2006).

Aunque todas aquellas constelaciones resaltaron en su respectiva época, hoy les quiero hablar de una en especial que forjó el fanatismo del club capitalino como lo fue el “El Madrid de Di Stéfano”.

En 1947 el Real Madrid alcanzó su peor posición en la historia al finalizar undécimo en La Liga y tras 5 años más de escaso protagonismo hicieron que el presidente Santiago Bernabéu se aplique en el tema contrataciones y comience la “época dorada”.

Paco Gento, extremo izquierdo español del Racing de Santander, fue la primera adquisición rutilante que contrató Bernabéu, al tiempo, que llegaban Juan Alonso, «Marquitos», Rafael Lesmes, Miguel Muñoz, José María Zárraga, «Joseito» y Héctor Rial, pero la piedra angular de lo que sería más adelante el conjunto blanco, jugaba en ese momento para el Club Millonarios de Colombia, el argentino Alfredo Di Stéfano.

Por motivo de celebrar los 50 años del club, Bernabéu invitó al club colombiano para disputar un partido amistoso y el resultado fue apabullante en detrimento del local 2 a 4, pero el presidente quedó maravillado por el poderío del delantero rioplatense que de inmediato entabló negociaciones y compró su ficha peleada por River Plate y Barcelona FC.

 Con el argentino y compañía en cancha, el Madrid lograría 8 ligas (1954, 1955, 1957, 1958, 1961, 1962, 1963 y 1964), 2 Copas Latinas (1955 y 1956), también una Copa Generalísimo (1963), 5 Copas de Europa consecutivas (1956 – 1960), un auténtico hito en el fútbol mundial y una Copa intercontinental (1960) ganada al poderoso Peñarol uruguayo de Alberto Spencer.

 Real Madrid poseía un estilo de juego arrollador  con una distribución de fútbol en el medio sector, que efectuaban Héctor Rial y José María Zárraga, y jugaban para un Di Stéfano intratable que se benefició mucho de la habilidad de Gento.  

Encuentros memorables quedarían en la historia de este equipo irrepetible como el triplete que le endosó Di Stéfano al Valencia una fecha antes de culminar la temporada 1953 – 1954, el cuadro merengue se consagró campeón y la “Saeta Rubia” rompe redes absoluto, repitiendo la distinción 4 veces más.   

También se rememora la final de la Copa de Europa (1956 – 1957) cuando derrotaron al inspirado Stade Reims, en el Parc des Princes de París, Francia, 4 a 3, donde el mediocampista Rial firmó dos goles, mientras Di Stéfano y Marquitos anotaron los restantes.

La mayor goleada histórica que el Real Madrid le ha propinado a un equipo se dio en la temporada 1961 – 1962, contendieron por la Copa de Europa frente al Boldklubben 1908 y le marcaron 9 goles contra 0 de los daneses. Convirtieron Di Stéfano (3), Gento y Del Sol (2 cada uno), Puskás (1) y cerró el festín Isidro (1).

Como curiosidad, cabe destacar, que el equipo francés Stade Reims jugó dos finales por la Copa de Europa y nunca pudo levantar el cetro, “gracias” a la calidad madridista.

Dicen que todo lo que empieza, tiene un final y la “época dorada” terminó con el traspaso de  Di Stéfano del C.D Espanyol y la salida de algunas piezas claves en el esquema del equipo como el retiro del defensa uruguayo – español José Santamaría.

No obstante, estos hechos sucedieron cuando el Real Madrid había alcanzado la gloria máxima, heredando al fútbol una historia mítica y rica en títulos. Hasta la próxima. 

lunes, 5 de diciembre de 2011

Noticia curiosa: Un gol de terremoto




gol del terremoto,jose perdomo
José Perdomo, ex futbolista uruguayo

¿Podría el ser  humano ocasionar un terremoto? Seguramente el 99.9 % de ustedes responderán con un rotundo: ¡No! Y el 0.01 % restante que dice Si tal vez sea un visionario o ha visto demasiadas películas de ciencia ficción.


Sin embargo, contrario al escepticismo de muchos, esto ocurrió el 5 de abril de 1.992 en el antiguo estadio del club Estudiantes de la Plata llamado Jorge Luis Hirschi.


Resulta que se jugaba el minuto 9 de la etapa complementaria de un partido deslucido y con pocas emociones, teniendo como protagonistas a Estudiantes vs Gimnasia y Esgrima hasta que el árbitro Juan Bava pitó una falta a favor de la escuadra visitante, a 35 metros de la portería. Aunque el ejecutor habitual era Odriozola, por alguna razón la pidió el mediocentro uruguayo José Battle Perdomo Teixeira y mediante furibundo zapatazo dejó petrificado al arquero Yorno que vio como el esférico se introducía junto a su palo derecho. 

Lo que vino luego sería de Record Guiness, pues toda la hinchada de Gimnasia liberó su alegría al mismo tiempo por la diana conseguida que el remesón  fue percibido por el Observatorio Astronómico La Plata ubicado a 400 metros del estadio y registró un movimiento telúrico de 6.0 grados en la escala sismológica de Richter.

Perdomo, que era conocido antes del suceso con el mote de “Chueco”  fue rebautizado por la prensa como “Terremoto” y a pesar que se retiró tempranamente a los 29 años en el Club Peñarol de su país, siempre se recordará, que el ahora entrenador, marcó el popular “Gol del Terremoto”. Hasta la próxima.